La piel de oveja es termo reguladora, mantiene la temperatura corporal del bebe, siendo más fresca en verano y cálida en invierno. Además permite "respirar" a la piel lo que disminuye la sudoración evitando resfriados. La lana de oveja al ser rica en lanolina, es naturalmente impermeable.

Tamaño: 50cm x 80cm aprox

Disponibilidad: En Stock
$ 54.000